Retrospectiva de Adriana Lestido

Adriana Lestido, es una figura sobresaliente de la fotografía argentina contemporánea. Realiza sus trabajos generalmente en blanco y negro dentro de un estilo documental, que se aproxima de forma íntima y dramática a los sujetos que fotografía. Todos los Lunes, Martes, Miércoles, Jueves, Viernes, Sábado, Domingo en el Museo Nacional de Bellas Artes, Av. del Libertador 1473. Hasta el domingo 14 de Julio de 2013.

Fue la primera fotógrafa argentina en recibir la prestigiosa beca Guggenheim. Su trabajo es reconocido a nivel nacional e internacional, ganó importantes premios y distinciones entre los que se destacan Gran Premio Adquisición del Salón Nacional de Artes Visuales, el Premio a la Trayectoria de la Asociación Argentina de Críticos de Arte, el Premio Leonardo, del Museo Nacional de Bellas Artes. la Beca Hasselblad de Suecia, el Premio Mother Jones de Estados Unidos y el Premio Konex de Argentina. En 2010 recibió la medalla del Bicentenario y fue nombrada Personalidad Destacada de la Cultura de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires. A partir de 1995 se dedica a la docencia dictando numerosos talleres y clínicas. Su obra integra colecciones de museos de la Argentina, Estados Unidos, Venezuela, Francia, España, Alemania y Suecia.
La exposición exhibida en el MNBA plantea una mirada retrospectiva de sus trabajos. La exposición plantea una mirada retrospectiva de sus trabajos. La muestra, reúne alrededor de 70 imágenes producidas entre 1979 y 2007, articuladas en un recorrido cronológico. Se exhiben las series en conjunto de setenta tomas fotográficas de las series Hospital infanto-juvenil (1986-1988), Madres adolescentes (1988-1990), Mujeres presas (1991-1993), Madres e hijas (1995-1998), El amor (1992-2005) y Villa Gesell (2005).

En las fotografías de Adriana Lestido, se percibe el tiempo que fluye y que va creando un clima emocional, que comparten tanto la mirada de la autora como los personajes. Son miradas inseparables pero a la vez autónomas. La temporalidad del documento es también el tiempo emocional del propio trabajo.

Según palabras del crítico de arte Rodrigo Alonso “Lestido es una practicante de la fotografía directa. Prefiere retratar a sus personajes en su entorno, en sus acciones cotidianas, en sus espacios vitales, evitando las escenografías y las poses forzadas. Su cámara está atenta a los pequeños gestos, los movimientos involuntarios, los momentos donde su presencia ha desaparecido por completo para los fotografiados. Recurre a la fotografía en blanco y negro, quizás no sólo porque ésta se ha identificado frecuentemente con el registro de la realidad, sino también porque los acontecimientos que registra no precisan aditamentos cosméticos. El trabajo en series le permite plasmar procesos que se superponen a la individualidad de los instantes capturados en cada toma. En los hiatos entre cada fotografía y la serie que la enmarca hay una apelación al tiempo, a la memoria y al espectador. Al tiempo ausente, que habla de la fugacidad de la vida; a la memoria, que debe reconstruir la pérdida; y al espectador, inducido a recrear las elipsis con su propio legado emocional”.

Los diversos ensayos fotográficos realizados desde los años 80, abordan distintos aspectos de la maternidad en combinaciones y variantes diversas. Las primeras series poseen un marcado acento social: Hospital Infanto Juvenil (1986-88) presenta una visión del mundo de los niños en un entorno hospitalario; Madres adolescentes (1988-90) refleja la soledad y el miedo de una maternidad precoz en una casa de acogida; Mujeres presas (1991-93) penetra en el espacio carcelario donde muchas mujeres son también madres. Es el resultado de convivir durante un año, una vez a la semana, con las mujeres de la cárcel número 8 de La Plata. Aquí muestra el infierno al que esas mujeres se ven sometidas: opresión, soledad, desamparo, sentimiento de vacío e inseguridad. La mayoría de esas mujeres provienen de hogares pobres y tienen hijos. Madres e hijas (1995-99) posee un carácter más íntimo, desligado ya de una mirada social, y vinculado con las emociones y las dificultades de las relaciones humanas. En esta serie siguió durante tres años a cuatro madres con sus respectivas hijas. Según la artista, este fue su trabajo más intenso y con el que se sintió más a gusto. Con sus fotos directas y testimoniales, transmite los conflictos, la simbiosis de la maternidad, la necesidad de la madre, la necesidad de la hija, los cuerpos desnudos, la intimidad y la desolación. Sus últimas series El amor (1992-2005) y Villa Gesell (2005) parten de vivencias personales, precisando que la centralidad de su proyecto fotográfico se sitúa esencialmente en la dificultad de amar.
“Durante mucho tiempo se dijo que yo retrataba el universo femenino, explica Lestido, pero no es eso: yo retrataba la constante ausencia de lo masculino, que no es lo mismo. Ése fue el eje de mi trabajo durante décadas. Pero ya no. Creo que esa parte sanó en mí. Ya vi todo lo que necesitaba ver.”

Las series están conectadas, conformando un proceso de introspección: el carácter documental es solo una herramienta de aproximación y una norma de estilo, luego este tono se diluye y deja aparecer un punto de algo más, que resume la vivencia emocional de un tiempo compartido, entre fotografía y vida, o lo que es lo mismo entre arte y vida.

La muestra ha sido curada por Gabriel Díaz y Juan Travnik.

Horarios de Retrospectiva de Adriana Lestido:

Martes a viernes de 12:30 a 20:30 hs.
Sábados y domingos de 9:30 a 20.30 hs.

http://www.adrianalestido.com.ar

Por vuenosairez

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s